lunes, 28 de abril de 2008

Lección de vida en 3 minutos

La siguiente historia es la de un padre australiano que siempre quiso realizar el "Ironman" con su hijo, una de las pruebas más duras del Mundo. Sin embargo, el destino "quiso" que su hijo naciera con una parálisis cerebral. Había dos opciones: esconderlo en una cama para toda la vida -como hacen algunas personas-, o... cumplir su sueño. Impresionante.


1 comentario:

Lucas dijo...

Menos mal que aún existen personas así. Un saludo crack!